Orgullos de los “NAJ”

Lucas 18:16 Mas Jesús, llamándolos, dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. Me encantan los NAJ (Niños, Adolescentes y Jóvenes) de mi Iglesia Misión Cristiana Moderna. Varias familias con adolescentes en sus casas me han dicho que se han quedado sorprendidos del conocimiento bíblico que tienen sus “NAJ”. En este tiempo de cuarentena las familias estamos tomando más tiempo como familia para buscar de Dios, y los padres se están sorprendiendo en gran manera de cómo sus hijos conocen la Biblia. Los que trabajamos con niños, adolescentes o jóvenes, muchas veces pensamos que al enseñarles no se están enterando de nada, pero lo que no entendemos es que nuestros niños, adolescentes y jóvenes tienen una capacidad de aprendizaje brutal. Son capaces de atender a la lección y a la vez estar con el móvil o tablet. ¡No me digas cómo lo hacen porque yo no tengo esa capacidad! 🤷‍♂️ Mi esposa y yo estamos súper contentos de ver el fruto de tanto trabajo y esfuerzo que la Iglesia está realizando con los más pequeños, y ver que en este tiempo de cuarentena está saliendo a relucir todo lo que nuestros niños, adolescentes y jóvenes han aprendido. Algunos dicen que los “NAJ” son el futuro de la Iglesia, pero yo no lo creo así, yo creo que son el presente y por eso hemos de invertir nuestro tiempo y recursos en ellos. Los “NAJ” están SUPER OCUPADOS en esta cuarentena (una enorme cantidad de tareas del colegio o instituto, redes sociales, pelis, series, etc), y aún así, están sacando de su tiempo para buscar a Dios. Son decenas de fotos y vídeos los que me han mandado las familias mostrándome como los “NAJ” están participando en devocionales o actividades de la Iglesia en sus casas. Misión Cristiana Moderna, sus Pastores Angel Manuel y Lídia Ester, y todo el equipo de trabajo pueden estar orgullosos de la labor que se realizan con los más pequeños. Alberto & Dámaris

OBEDIENTES A LOS PADRES

6CFE32D8 E1D5 4833 9945 9281FE613248

Somos obedientes a los padres

Esta semana tuve que tratar con un adolescente que en mitad de un enfado con sus padres se escapó de su casa. Buscó donde refugiarse pero ningún amigo le abrió las puertas de su casa, así que tuvo que ir a casa de un familiar. Me llamó y yo le aconsejé que volviera a su casa, que regrese a casa de sus padres, pero no hubo manera de que entrara en razón. 

Esto fue hace unos días, pero todavía estoy sorprendido de la actitud de este adolescente ante un enfado con sus padres.

Se que la adolescencia, aunque es un tiempo precioso, no es un tiempo fácil ya que hay muchos cambios, preguntas, dudas, etc, pero tenemos que entender que siempre hemos de honrar, respetar y obedecer a nuestros padres.

Efesios 6:2 Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; 3 para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra.

Honrar y obedecer a nuestros padres no es un consejo, ¡es un mandamiento! No hay excusa para desobedecer, no hay motivos para no hacerles caso. 

Se que a lo mejor podrías decir: ¡eso lo dices porque tú conoces a mis padres! y es verdad, no los conozco, pero si conozco lo que nos dice Dios a los hijos: honra, respeta y obedece a tus padres.

Dios no te dice que los obedezcas si tú consideras que son buenos, que lo hacen bien como padres o que se portan como tú quieres. Dios simplemente te dice: hónralos y obedécelos.   

¿Quieres que te vaya bien en el cole, en el colegio, en tu casa, con tus amigos?

El Señor nos enseña que solo aquellos que son obedientes a sus padres les irá bien en esta vida. 

¡Y tú sabes que es así! ¿Verdad que cuando eres obediente a tus padres ellos te dan lo que quieres o lo que les pides? ¿Verdad que cuando les honras haciendo lo que ellos te dicen hay más Alegría y felicidad en tu casa? 

A Dios no le gusta nada los hijos desobedientes a los padres, es más, cuando en la Biblia habla de como es y será la gente mala dice:

2 Timoteo 3:2...desobedientes a los padres...

Dios no concibe que un hijo sea un desobediente a sus padres, es algo que va en contra de Él, es una actitud anti Cristiana totalmente.

La obediencia a los padres es el camino hacia nuestra Alegría.

La Biblia enseña que Jesús es el Rey sobre todo rey de la tierra y Señor sobre todo señor, pero aún así, Él fue obediente a sus padres e hizo todo lo que ellos le decían Lucas 2:51

Alberto & Dámaris 

¡NO TENGO MIEDO!

ADB45975 601D 4F73 B9F8 052630EC6F96

2 Timoteo 1:7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Dios nos hace ser valientes y no miedosos, nos da poder frente al miedo.

Ya que la adolescencia es una transición (un cambio) de la niñez a la juventud, los miedos pueden venir por varios frentes.

Muchos son los miedos que se enfrentan a esta edad:

  1. No ser aceptados
  2. Lo que está por venir
  3. Los cambios que experimentamos
  4. Etc 

Sean cuáles sean los miedos, tenemos que saber que el Espíritu Santo nos prepara para vencerlos a todos y nos llena de valor.

¡Los verdaderos adolescentes Cristianos no tenemos miedo al miedo! 

¿Como vencemos al miedo? De dos formas:

  1. Amando al Señor 1 Juan 4:18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor...

Cuando uno ama a Dios y se siente amado por Él no tiene miedo porque no hay lugar en nosotros para el temor, para el miedo.

      2. Confiando en el Señor Proverbios 29:25 El temor del hombre pondrá lazo; mas el que confía en él será exaltado

Los Cristianos confiamos en El Señor porque el es nuestro súper héroe.

¿Tú te imaginas al hijo de superman, o del increíble hulk, o al hijo del capitán America teniendo miedo? ¡NO! ¡Su padre es un súper héroe!

Lo mismo nos pasa a nosotros, tenemos al gran súper héroe de la historia, a Jesús! Él nos ayuda en todos nuestros temores!

Jesús nos prometió que el nos nos daría paz en medio del miedo Juan 14:27

Con esta gran promesa y seguridad de que Jesús siempre estará presente y nos da paz, ¿cómo podría cualquiera de nosotros, tener miedo?

¡Los adolescentes Cristianos no tenemos miedo al miedo, amamos a Dios y confiamos en Él!

Alberto & Dámaris 

¡No me lo impidas!

1E69E2F5 F309 487F B127 93D05D093123

Mateo 19:13 Entonces le fueron presentados unos niños, para que pusiese las manos sobre ellos, y orase; y los discípulos les reprendieron. 14 Pero Jesús dijo: Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de los cielos.

Los adultos quisieron hacer ver que los muchachos (que es lo que significa esa palabra niño) molestaban a Jesús, por eso le intentaban impedir que se acercaran a Él.
Parece que los adultos se olvidaron que un día fueron también adolescentes. 

¿Porque los adultos piensan que los muchachos molestan?

Hay quienes se refieren a los muchachos o adolescentes con adjetivos como: rebeldes, inconscientes, inmaduros, etc y piensan que no tienen nada que aportar.

Escuché a un adulto decirle a un adolescente: ¡tú estás solo para aprender!

Mientras la gente nos “desprecia” o “descalifica” por el simple hecho de ser adolescentes, Jesús dice: No permitas que nadie te subestime por ser joven 1 Timoteo 4:12

Jesús no me rechaza por ser adolescente, todo lo contrario: ¡me estima y quiere que me acerque a Él!

Tú cómo adolescente eres importante, tienes mucho que aprender, pero también mucho que enseñar, 

¡Que nadie te impida acercarte a Jesús!

Me encanta la afirmación deL profesor de la Universidad de California Jay N. Giedd que dice:

“El cerebro del adolescente constituye un ente singular, con una gran versatilidad y una creciente instauración de redes neurales",

Los adolescentes no somos ni rebeldes, ni inmaduros, ni nada por el estilo, ¡somos únicos! 

Es en la adolescencia donde nuestra creatividad es infinita, donde nuestra imaginación va a mil por hora y donde nuestro ingenio se agudiza como nunca. 

Jesús prohibió a los adultos que nos impidiesen acercarnos a Él, por lo tanto, lo que el Señor estaba diciendo, es que en nuestra adolescencia debemos acercarnos cada vez más a Él.

Alberto & Dámaris 

Domicilio

  • Calle Henequén, 1
  • Puerto del Rosario
  • Las Palmas, España
  • Teléfono: 928 53 19 32
  • Móvil: 660 202 173
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.